6 años de Rock Sin Subtítulos en Londres

Escrito por Redacción Golfa
Categoría: Música Publicado: Jueves, 16 Octubre 2014

Un texto de Pilar Alberola

 

“El rock como el cine, mejor sin subtítulos”. En versión original, como todo en Londres, es como Rock Sin Subtítulos presenta desde hace ya seis años, la música a esa ingente comunidad de españoles que deambula por la city."

Toda gran historia tiene un gran principio. O no, pero eso dicen. Da igual, la cuestión es que siempre hay un principio para todo y para Fran García, director de Rock Sin Subtítulos, fue algo que para muchos hoy es el pan de cada día, pero que hace ocho años tampoco parecía tan evidente. “Cuando yo llegué a Londres era raro oír a un español por la calle, de hecho te alegrabas al verlo. Hoy en día, es una invasión en toda regla. Es raro el sitio en el que no te encuentras con un español”, me cuenta Fran en una entrevista realizada por Skype, ya que aunque su empresa funciona en Londres, él ya hace tiempo que dejó de sufrir el gris y tedioso -e interminable y abominable, invierno inglés.

¿Y qué es Rock Sin Subtítulos? Es un concierto de Lori Meyers en Londres, de Duncan Dhu –sí, siguen vivos-, de Manel o Vetusta Morla, es disfrutar de Izal en Londres. Detrás de todos esos grupos, que desvían sus giras del panorama nacional para aterrizar en la capital del English Breakfast, está el equipo de Fran García, director, y Mar Guerrero, manager, de esta promotora de conciertos que lleva ya seis años funcionando. No porque a los ingleses de repente les haya entrado un gusto especial por la música de la península. ¿Alguien se imagina a los british entonando “Al mar” o “Mil gaviotas dónde irán”?

Nadie, ni ellos tampoco. Ese no es el objetivo. Fran lo tuvo muy claro desde el principio: “nuestro objetivo no es promocionar la música española en Londres, son otras las instituciones que deberían preocuparse de eso. Nosotros tenemos nuestro público, organizamos conciertos para el público español que vive en Londres, que lleva tiempo fuera de casa y lo echa de menos. Si hubiéramos intentado abarcar algo más internacional, no nos habría ido tan bien como hasta ahora”.

No solo de rock vive el hombre

Sin embargo, como todo español sabe, al llegar a Londres el camino de rosas no empieza en Gatwick y, al principio, no todo fueron sold out, salas llenas cada sábado y “mega Spanish party”. Rock sin Subtítulos nació por casualidad, cuando Fran llegó hace ocho años y empezó a trabajar para una sala de conciertos. “Tuve la idea de traer a un grupo español a Londres y, gracias al apoyo de la sala para la que trabajaba, organizamos nuestro primer concierto con Marea. Fue un éxito, salió mucho mejor de lo esperado”.

Después de aquella primera vez, Fran y su, por aquel entonces, compañero de piso David, decidieron organizar otro concierto que confirmó el éxito del producto. “Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que había algo por explotar, aquello era en 2008 cuando nadie hablaba todavía de la crisis, ni había tanto español en Londres”.

Después del concierto de Marea en una pequeña sala en Brixton, al sur de Londres, vino La Fuga, Mojinos Escozíos, Def Con Dos, Barricada, Hamlet. “Al principio pensamos que solo íbamos a hacer conciertos de rock, y lo primero que hicimos fue traer a los más grandes”, afirma Fran.

Pero las melenas y los gritos rockeros fueron menos exitosas de lo que esperaban. “Llegó un momento en el que tras dos o tres conciertos perdiendo dinero nos dimos cuenta de que aquello no funcionaba y entendimos que teníamos que abrirnos a un público más grande y pasamos del rock a traer grupos de todo tipo”.

Y entonces llegaron los indies, los hipsters, los pop/rock, los punkies, la rumba… y con ellos la estabilidad del gran público, de los que ya llenan conciertos en España, ¿cómo no lo iban a hacer también en Londres? Amaral, Love of Lesbian, Pereza, Maldita Nerea, Iván Ferreiro… Todos ellos han pasado por las distintas salas donde Rock Sin Subtítulos ha ido creciendo desde 2008 hasta lo que es hoy: un punto de referencia de la música en español en la que es la ciudad epicentro de las tendencias musicales más importantes del mundo.

Y es que mientras en España el directo se desploma, Rock Sin Subtítulos crece y crea escuela. “Aquí las cosas son diferentes, tienen una cultura musical mucho más arraigada que la nuestra, apoyan mucho más a los pequeños grupos, tienen terms y conditions para todo, pero luego te das cuenta de que si los tienen es por algo, porque aquí las normas se cumplen y todo hijo de vecino paga religiosamente el IVA que le toca”. Y Amén.

La realidad es esa. Los sábados de concierto, la sala Scala, un antiguo teatro reformado en sala de conciertos, situada cerca de la conocida estación de Kings Cross, se llena de españoles. Cientos de jóvenes: camareros, camareras, au pairs, estudiantes de inglés, gente que lleva más de 10 años en Londres con un trabajo fijo, gente recién llegada o simples tirapistos.  Al fin y al cabo, muchos de esos españoles que ya no están en casa, los expatriados que algunos llaman, se reúnen los sábados y celebran que por un día el rock, y la noche en general, no necesita subtítulos.